Publicidad

Los términos alimento y nutriente tienden a ser tratados de forma prácticamente sinónima. Sin embargo, aunque sus definiciones puedan coincidir en algunos conceptos, no son lo mismo. Los nutrientes son completamente necesarios para realizar las funciones vitales del organismo y son obtenidos a través de los alimentos que los contienen.

Los alimentos, por su parte, son el vehículo a través del cuál obtenemos los nutrientes pero también existen alimentos que no aportan ningún nutriente y que, por tanto, no tienen valor nutricional, aunque siguan considerándose alimentos.

Definición

  1. Alimento: es toda sustancia ingerida por los seres vivos con fines nutricionales y psicológicos. Ambos fines no tienen por qué darse a la vez en el mismo alimento, por lo que una sustancia puede considerarse alimento aún careciendo de interés nutricional alguno. Por ejemplo, los fruitivos son alimentos que se consumen puramente con fines psicológicos de sensaciones placenteras y gratificantes pero sin alterar la función normal del organismo (sustancias sin interés nutricional pero que alteran las funciones del organismo, como los medicamentos, no se considerarían alimentos).
  2. Nutriente: también llamado nutrimento, es toda sustancia que puede ser utilizada por el organismo para la realización de sus funciones vitales. Los nutrientes se obtienen generalmente a través de los alimentos pero pueden sen obtenidos por otras vías (por ejemplo nutrición clínica parenteral o intravenosa).

Diferencias y consideraciones

De la definición anterior se puede deducir varias diferencias importantes entre alimento y nutriente. La diferencia clave es que un alimento no tiene por qué tener valor nutricional mientras que un nutriente lo es precisamente por su valor nutricional.

Los alimentos con valor nutricional contienen nutrientes que son extraídos mediante el proceso de digestión y absorción en el aparato digestivo. Serían alimentos las verduras, frutas, huevo, leche, carne y pescado; nutrientes serían los hidratos de carbono, lípidos, proteínas, vitaminas y minerales contenidos en los alimentos.

Por ejemplo, la manzana es un alimento. Cuándo la ingerimos, la digestión extrae los nutrientes que contiene, como fibra alimentaria, vitaminas y azúcares. La fibra alimentaria, aunque resista la digestión y no se absorba, su función fisiológica es muy importante para el organismo y se considera nutriente.

Del mismo modo que nutriente y alimento son conceptos diferentes, lo son alimentación y nutrición. La alimentación se define como un acto voluntario y consciente por el cuál los alimentos se introducen en nuestro cuerpo mientras que la nutrición es el conjunto de procesos que tienen lugar en el interior del organismo para transformar los alimentos, obtener los nutrientes y utilizarlos.

Referencias

Publicidad