Publicidad

El perejil contiene algunas sustancias en su aceite esencial que tienen efecto emenagogo y es el motivo por el que se utiliza para regular la menstruación. Aunque las evidencias de este efecto no son muy abundantes y no hay una norma estandarizada, el perejil se ha utilizado para favorecer el comienzo de la menstruación durante siglos, además de para otros fines medicinales, especialmente diurético. Las mujeres que deseen utilizar el perejil para regular la menstruación deberían buscar consejo profesional y estar avisadas sobre sus posibles efectos adversos.

¿Qué es el perejil?

El perejil es una hierba aromática de la familia de la zanahoria. Hay más de 30 tipos de perejil pero la especie Petroselinum crispum (P. sativum – Hoffman), conocido como perejil italiano en algunas zonas, es la más ampliamente utilizada. Actualmente está presente en la gastronomía de todo el mundo pero se cree que es originario de los países asiáticos que dan al Mediterráneo. Los antiguos griegos ya la utilizaban como planta medicinal, como atestiguan las obras de Galeno e Hipócrates.

Uso del perejil en la menstruación

El efecto emenagogo del perejil, esto es, aumento el flujo sanguíneo en la zona de la pelvis y el útero, sería el responsable de que fomente el inicio de la menstruación. Muchos naturópatas lo utilizan para este fin y afirman que la ingesta de perejil fomenta el desprendimiento del endometrio (revestimiento interno del útero) y la dilatación del cérvix favoreciendo así que comience la menstruación. Puede ser un tratamiento eficaz en la regulación de períodos irregulares o para forzar el inicio de retrasos causados por estrés, miomas o trastornos hormonales.

¿Cómo funciona?

Se cree que el efecto del perejil sobre la menstruación se debe al apiol y a la miristicina, dos sustancias presentes en el aceite esencial del perejil. Ambas sustancias tienen efecto estimulante en el útero, lo que puede inducir contracciones leves y dilatación del cérvix. Las cantidades de estas sustancias presentes en el perejil pueden variar según las condiciones de cultivo y recolección. Generalmente la concentración de apiol es muy superior en semillas (∼2 – 7%) que en hojas (∼0.3%) y raíz (∼0,1%).

¿Cómo se usa?

Para fomentar el inicio de la menstruación, el perejil se puede utilizar de varias formas. Se puede ingerir directamente a través de la dieta o utilizar las hojas de perejil para hacer jugo o preparar infusión. También se pueden tomar cápsulas y comprimidos de extracto de perejil con cantidades de principios activos controladas, lo que permite controlar de forma precisa las dosis ingeridas. No se recomienda utilizar le aceite esencial directamente por sus posibles efectos tóxicos.

Es poca la bibliografía y estudios sobre la dosificación segura y efectiva del perejil para tratar la menstruación, por lo que no hay una recomendación ampliamente aceptada. Además, la cantidad de perejil necesaria para inducir la menstruación puede variar de una mujer a otra en función de la edad, peso y otros factores. Andrés Sierra, de la Escuela de Estudios Superiores en Medicinas Alternativas y Complementarias MASHACH (Ciudad de Puebla), recomienda las siguientes dosis:

Publicidad
  • Jugo: licuar la cantidad suficiente de perejil hasta obtener 1/3 de vaso de jugo. Completar los 2/3 del vaso restante con zanahoria licuada. Tomar en ayunas dos vez al día.
  • Cocción (té): llevar a ebullición dos litros de agua y poner 10 tallos de perejil medianos incluyendo las hojas, 1 cucharada de orégano y 5 ramitas de epazote. Hervir durante 5 minutos, retirar del fuego y dejar reposar tapado durante 10 minutos. Se ha de consumir este agua a lo largo del día como agua de consumo.

Se pueden tomar ambas preparaciones durante un mes o más hasta que comience la menstruación.

Tiempo de acción

Existen algunos informes sobre mujeres que han experimentado el comienzo de la menstruación a las pocas horas tras el consumo de dosis medicinales de perejil. No obstante, el tiempo de acción puede variar considerablemente en función de la cantidad ingerida, de las características de la mujer y, sobre todo, de la causa del retraso en la menstruación. Debido al tiempo necesario, muchas veces es difícil saber con exactitud si la aparición de la menstruación se debió al perejil o a otros factores.

Advertencias y posibles riesgos

Aunque los efectos del perejil sobre el aparato reproductor femenino se consideran leves, el hecho de que el apiol y la miristicina puedan estimular contracciones uterinas significa que las mujeres embarazadas deben evitar el consumo de perejil en dosis medicinales. De hacerlo, podrían sufrir un aborto involuntario.

Las mujeres que utilicen el perejil para inducir la menstruación pueden necesitar aumentar el consumo de agua ya que el efecto diurético del perejil puede provocar deshidratación. También deben tener precaución si tienen problemas renales pues el perejil contiene altas cantidades de ácido oxálico, sustancia implicada en la formación de piedras en el riñón y relacionada con algunas deficiencias nutricionales. Otros posibles efectos adversos, provocados por efecto hipotensor, pueden aparecer en forma de mareos, vértigos, dolor de cabeza y convulsiones.

En algunas partes del mundo en las que el perejil crece de forma silvestre, la gente que quiera ir a recogerlo debe estar muy atenta a su parecido con Aethusa cynapium (llamada pequeña cicuta) y con Conium maculatum (cicuta), ambas altamente tóxicas para el ser humano.

Referencias

Publicidad