¿Cómo son los escarabajos blancos?

Escarabajos blancos (Cyphochilus)

Se conocen como escarabajos blancos a los escarabajos del género Cyphochilus, unos pequeños artrópodos de la clase Insecta endémicos del sureste asiático muy llamativos por las escamas blancas que cubren su exoesqueleto.

Existe también un género de orquídeas llamado Cyphochilus, por lo que es probable que se tenga que especificar de que tipo de organismo se está hablando en la mayoría de situaciones.

El animal más blanco conocido

Los escarabajos blancos son conocidos como el animal más blanco conocido, de hecho, el blanco de su cuerpo es más puro incluso que la gran mayoría de sustancias blancas artificiales. Algunos estudios realizados con microscopía óptica, análisis láser y espectrometría encontrar que los escarabajos blancos eran más blancos que la leche o los dientes humanos.

La cubierta de escamas blancas está formada por microfilamentos de esclerotina de tan sólo ≈ 5-7 μm, altamente empaquetados y una disposición tridimensional aleatoria. Esta microestructura contrarresta el bajo índice de refracción de la esclerotina y hace posible que el cuerpo de estos escarabajos dispersen todas las longitudes de onda con la misma eficacia, lo que produce el color blanco.

Microfilamentos de esclerotina de los escarabajos blancos
Estructura microscópica de los filamentos de esclerotina de los escarabajos blancos

El exoesqueleto por debajo de estas escamas es de color negro y aún así la cubierta es capaz de generar el color blanco más puro conocido entre los animales. Se cree que los escarabajos blancos han desarrollado esta coloración como método de camuflaje entre los hongos blancos, habituales en sus hábitats naturales.

Pero la esclerotina, un polímero proteico derivado de la quitina, no es exclusiva de los escarabajos blancos. La esclerotina está presente en la mayoría de artrópodos como parte de la composición del exoesqueleto para aumentar la rigidez en determinadas zonas, generalmente mayor en las partes más duras del exoesqueleto, como las mandíbulas o los escleritos.