Publicidad

La amatista es una gema que se forma por introducción de hierro en cristales de cuarzo, un mineral compuesto por sílice (SiO2 u óxido de silicio). La fórmula general de la amatista es SiO2::Fe3+, presenta un color violeta y su nombre proviene del griego ἀμέθυστος (amethystos, “no intoxicado”), nombre derivado de su uso como amuleto contra diversos tipos de intoxicaciones en la Grecia antigua, especialmente intoxicación etílica.

La amatista se considera una piedra semipreciosa y es una de las variedades de cuarzo más utilizadas y apreciadas en joyería. El color puede variar de violeta claro a violeta oscuro y presentar matices secundarios rojos, azules y verdes.

El color es dado principalmente por la presencia de átomos de hierro III (Fe3+) que sustituyen a los átomos de sílice en la estructura cristalina del cuarzo (sistema cristalino trigonal trapezoédrico). Las distintas tonalidades se deben a la mayor o menor cantidad de hierro y a la presencia de metales de transición, generalmente en cantidades traza.

La amatista tiene origen volcánico. Se forma en magmas de rocas silíceas que se mezclan con óxidos de hierro provenientes de otros minerales. La temperatura a la que se forma la amatista típica no suele superar los 300 – 400 ºC; por encima de esta temperatura la amatista pierde el color violeta y se torna amarilla, naranja por encima de los 500 ºC (conocida como amatista quemada).

Publicidad

La amatista se encuentra generalmente en el interior de geodas (cavidades rocosas) junto a otros tipos de cuarzo. Algunos de los yacimientos de amatista de mayor calidad se encuentran en Siberia, Sri Lanka y Brasil.

Geoda con amatista
Geoda con amatista en su interior

Amatista sintética

Existe amatista sintética formada en laboratorios bajo condiciones controladas. El proceso seguido para la fabricación se conoce como crecimiento o síntesis hidrotermal. Se realiza a alta presión en el interior de autoclaves dónde se coloca cristal de roca (una variedad muy pura de cuarzo) junto con impurezas de hierro y se somete a radiación con rayos gamma, rayos X o bombardeo con electrones.

La amatista sintética intenta imitar a la amatista de mayor calidad (75-80% violeta, resto tonos azules y rojos secundarios), presenta las mismas características físicas y químicas y es muy complicado diferenciarla de amatista natural, prácticamente imposible sin pruebas gemológicassofisticadas generalmente de coste muy elevado.

Los cristales de cuarzo sintético son muy utilizados en relojes y otros dispositivos electrónicos, mientras que la amatista sintética tiene un uso casi exclusivo en el mundo de la joyería.

Referencias

  1. Fernando S. Lameiras; Eduardo H. M. Nunes; Wander L. Vasconcelos (2009). Infrared and Chemical Characterization of Natural Amethysts and Prasiolites Colored by Irradiation. Materials Research 12(3):315–320. doi: 10.1590/S1516-14392009000300011.

Publicidad