Publicidad

Las manchas de óxido en la ropa no tiene por qué significar su fin. En la mayoría de los casos todo lo que se necesita es pasar a la acción rápidamente, tratar la mancha tan pronto como se descubre. Antes de tirar tu camiseta favorita a la basura lee estos consejos y luego me cuentas.

Métodos para quitar manchas de óxido

1

Lavado normal para manchas superficiales

Si la mancha de óxido es pequeña, producida por un pequeño roce de la ropa con el objeto oxidado, la mancha de óxido probablemente será bastante superficial y no habrá penetrado en el tejido. En este caso todo lo que tienes que hacer es echar la prenda a la lavadora y lavar como de costumbre. Algunas veces el óxido se va con algo tan sencillo como esto, si no ha desaparecido no seques la prenda al sol ni en secadora, el calor puede empeorar la situación. En su lugar sigue con los siguientes consejos.

2

Zumo de limón con sal y secado al sol

Toma medio limón y exprímelo. Mezcla el zumo obtenido con una cucharadita de sal y empapa bien la mancha de óxido, si es necesario prepara más cantidad de la mezcla de sal y zumo de limón. Frota bien durante un rato y deja la prenda al sol durante al menos media hora. El ácido del zumo de limón debe eliminar el óxido y el sol favorece la reacción entre ambos. Después de unas horas lava la ropa como de costumbre. Al igual que antes, si tras el lavado la mancha de óxido no ha desaparecido completamente no pongas la ropa al sol ni la metas en la secadora.

Ten en cuenta que el zumo de limón puede provocar decoloración en la ropa. Usa este truco sólo sobre ropa blanca, en ropa de color haz una prueba previa en una zona poco visible.
3

Otros trucos

Si el zumo de limón, sol y lavado no da resultado puedes probar alguno de estos otros:

  • El gel naval, también llamado jalea naval o gel de ácido fosfórico, se utiliza para eliminar óxido de todo tipo de metales y puede funcionar también para eliminar óxido de la ropa. Frota el gel naval sobre la mancha, deja actuar unos minutos y lava la ropa como de costumbre.
  • Puedes probar algunos de los productos para eliminar óxido comerciales que puedes encontrar en cualquier droguería. Sigue las instrucciones del envase.
  • Puedes hervir ruibarbo durante veinte minutos. Retira del fuego y saca los tallos. Sumerge la mancha de óxido hasta que desaparezca. Lava como de costumbre.
  • Aplica Bitartrato de potasio, también llamado hidrogenotartrato de potasio o crema de tártaro (no confundas con salsa tártara), dejar actuar unos minutos y lava.

Cómo ves, hay muchas opciones para intentar eliminar una mancha de óxido antes de decidir tirar la ropa o entrar en pánico. Sigue algunas de estas fáciles recomendaciones y cuéntame cuál te ha ido mejor. Si tienes alguna otra idea no dudes en compartirla.

Publicidad