Publicidad

El teléfono móvil es uno de los dispositivos que más utilizamos a diario y con este uso constante es fácil que se vaya acumulando suciedad. Limpiar el celular con regularidad no sólo hace que luzca más bonito, también ayuda a prevenir algunas reacciones que alguna gente desarrolla en la piel como consecuencia de los gérmenes acumulados. Seguir estos pasos asegura un móvil limpio y libre de gérmenes.

Material

Para conseguir un teléfono limpio y reluciente vas a necesitar:

  • Alcohol desinfectante
  • Hisopos de algodón o paños de tejido suave
  • limpiacristales

Instrucciones

Nunca utilices paños y tejidos que puedan dejar restos, por ejemplo pañuelos de papel, y nunca pulverices líquidos directamente sobre el teléfono. Algunos aconsejan desmontar el teléfono para limpiarlo, si eliges hacerlo debes tener en cuenta que puedes quedarte sin garantía por manipulación así que hazlo bajo tu propia responsabilidad. Puede ser suficiente que retires sólo la betería.
1

Humedece los hisopos de algodón o el paño en alcohol desinfectante y frota generosamente la carcasa del teléfono. Para limpiar la pantalla humedece un paño con limpiacristales y frótala. Nunca pulverices el limpiacristales directamente sobre la pantalla. Si tienes un teléfono con botones puedes utilizar también limpiacristales para limpiar entre los botones y, si has elegido desmontar el teléfono, también puedes limpiar por detrás.

2

Ahora humedece bien un hisopo de algodón en el alcohol y limpia dentro y alrededor de cada conector del teléfono. Por ejemplo, el conector para cargar la batería y el conector de los auriculares. Puedes limpiar también con alcohol y algodón los propios auriculares. Estas zonas y sus recovecos tienden a atrapar polvo y pelusas que pueden afectar al funcionamiento del teléfono. Nunca sumerjas estas partes del móvil directamente en el alcohol o el limpiacristales. Algunos fabricantes de teléfonos móviles venden toaliitas limpiadoras especiales; si quieres puedes utilizarlas en lugar de algodón y alcohol

3

Una vez que hayas terminado tienes que esperar a que todo esté bien seco antes de volver a montar el teléfono y encenderlo.

Publicidad