Publicidad

Existen numerosas razas de perros con un pelaje predominantemente blanco como puede ser el Maltés, Dalmata, Bichón Frisé o el Dogo argentino. Además, estas razas también suelen tener la piel muy clara. Estos perros necesitan un cuidado extra si se quiere mantener su pelaje blanco reluciente y brillante. Existen muchos factores que pueden hacer que el pelaje blanco de tu perro se torne marrón y sucio. Los perros de color claro son también más susceptibles a que la zona ocular quede oscura debido a las secreciones del lacrimal. Vamos a ver como se puede prevenir la aparición de estas manchas, eliminarlas y que mantenimiento necesitan para que no vuelvan a aparecer.

El baño y los cuidados generales

Antes de cada baño hay que cepillar bien el pelaje del perro y también de forma regular entre baño y baño. El cepillado ayuda a eliminar buena parte de la suciedad que puede manchar el pelo blanco así como la piel del animal.Para el baño debemos elegir un champú que realce el blanco natural de nuestro perro. Existen muchas marcas y variedades comerciales de este tipo de champús. Cómo remedio casero podemos usar añil líquido y mezclarlo con un champú normal. Sin embargo yo no recomiendo hacerlo si no tenemos experiencia, si nos pasamos un poco podemos tener un perro azul en lugar de blanco y además podemos irritarle la piel. Los champús comerciales llevan la combinación óptima de ingredientes para limpiar, realzar el blanco y a la vez cuidar la salud de piel y cabello.

Debemos aclarar muy bien el champú y secar luego a fondo. Cuándo el perro esté completamente seco podemos aplicar almidón de maíz. El almidón de maíz es genial para blanquear el pelaje. Ponemos un poco en la mano y lo frotamos sobre el perro hasta que deje de salir polvo de forma evidente.

Entre un baño y otro, además del cepillado, podemos utilizar un champú seco para perros. El champú seco es un polvo que se frota sobre el pelo del animal y elimina la suciedad.

Limpieza de las manchas oculares

Las manchas debajo de los ojos son muy frecuentes en todos los perros. Las secreciones oculares van manchando la zona del lacrimal y la mancha acaba extendiéndose hacia abajo. Para limpiar estas manchas no hay nada mejor que utilizar unas toallitas especiales para limpiar esta zona. Estas toallitas vienen humedecidas con un producto limpiador especial para las manchas de los lacrimales. Hay que pasar la toallita de forma suave; lo más normal es que al perro no le guste nada.Si no queremos comprar ningún producto, o somo de los que preferimos hacernos nuestros propios productos en casa, podemos fabricarnos nuestro blanqueador-limpiador casero para las manchas oculares de los perros. La receta es sencilla. Se mezcla agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) y almidón de maíz a partes iguales en un pequeño recipiente. Mezclamos bien hasta formar una pasta. Aplicamos esta pasta en la zona de la mancha del lacrimal con cuidado de no ponerla directamente en los ojos. Nos podemos ayudar con un bastoncillo de los oídos para aplicar la pasta con más precisión. Dejamos actuar un par de horas y luego aclaramos a conciencia. Mientras dejamos actuar la loción blanqueante tenemos que distraer al perro para que no se quite la pasta ni se la restriegue por los ojos.

Cómo último consejo, tenemos que examinar la dieta del perro y la forma en que realizamos su aseo. Existen alimentos que pueden potenciar las manchas de los lacrimales, como puede ser la levadura roja, incluidos en muchos piensos para perros para potenciar su sistema inmune.

Publicidad