Publicidad

La mayoría de cremas y lociones hidratantes llevan un montón de productos químicos y fragancias sintéticas. Además, tenemos la dependencia de tener comprarla cuándo hacerla nosotros mismos es bastante fácil y económico. Podrás beneficiarte de tener una buena hidratación y también del placer de hacerlo con tus manos. Y como no es nada caro, es también un regalo estupendo.

Material necesario

  • 3/4 de un vaso de aceite de almendras dulces. Puedes utilizar otro tipo de aceite pero el aceite de almendras se absorbe bien no dejando la piel grasa y tiene excelentes propiedades hidratantes y nutritivas para la piel.
  • 1 vaso de agua. Si puedes, mejor que sea agua destilada. También puedes utilizar aguas aromatizadas como el agua de rosas o agua de azahar que puedes encontrar en droguerías, farmacias y herbolarios.
  • 2 cucharadas de cera de abejas rallada. La puedes encontrar en herbolarios. Ojo con las personas con alergia a las abejas, puede darles reacción. Si intentan venderte otro tipo de cera niégate porque suelen estar hechas con derivados de petróleo.
  • 30 gotas de aceites esenciales. Puedes elegir tu propia mezcla como más te guste. A mi me gustan las esencias herbales como lavanda. Si no te decides, el ylang ylang siempre triunfa.
  • Un bote de cristal para guarda la loción de aproximadamente medio litro.
  • Rallador, espátula, un vaso de cristal Pyrex, batidora y una olla. Procura utilizar utensilios que no vayas a volver a utilizar en la cocina, sobre todo por la cera de abejas que puede dejar algunos residuos.

Como hacer la loción

1

Pon el aceite y la cera de abejas rallada al baño maría. Mezcla el aceite y la cera de abejas en el vaso Pyrex. Coloca el vaso en la olla y añade agua suficiente para que llegue a la mitad del vaso. Pon a fuego suave hasta que la cera se haya fundido completamente. Remueve de vez en cuándo. Si no tienes vaso Pyrex, puedes fundir la cera en el aceite en la olla directamente al fuego pero hazlo con mucho cuidado y fuego bajo.

2

Una vez se haya derretido completamente la cera de abejas y se haya mezclado de forma homogénea con el aceite, retira del fuego y deja reposar alrededor de un minuto para que baje un poco la temperatura. No dejes enfriar mucho o la cera de abejas solidificará.

3

Pon el agua en la batidora y comienza a batir a alta velocidad. Ve añadiendo el aceite y la cera de abejas lentamente sobre el agua sin parar de batir. Se va formando una emulsión que irá espesando a medida que vas añadiendo el aceite-cera. Puede quedar una textura de loción densa, casi crema. Continúa hasta verter todo el aceite-cera y desconecta la batidora.

Publicidad
4

Añade los aceites esenciales elegidos y mezcla bien con la loción con ayuda de la espátula.

5

La loción hidratante ya está lista. Viértela en los tarros de cristal dónde la vas a guardar. Utiliza la espátula para recoger el máximo de loción de la batidora.

6

Guarda la loción hidratante en un lugar fresco. Puede durar hasta seis meses. Si lo prefieres, puedes guardarla en el frigorífico para alargar su vida al enlentecer el enranciamiento del aceite y de la cera.

¿A qué no es tan difícil? Ahora sólo te queda disfrutar de tu piel naturalmente suave!!

Publicidad
  • Gustavo Manuel Acuña

    Como alternativa conservante para este producto recomiendo agregar vitamina E la cual aumentara la vida util de la emulsion.
    como blend de AE yo agregaria los de geranio y lavanda los cuales son específicos para la piel mas alla de buscar que huelan bien, estos hidratan y calmaran la piel de forma unica, recordar usar entre 25 y 30 gotas cada 100 grs de producto.