La dieta nos aporta el 100% de la materia que somos y por ello es tan importante, junto a la actividad física, para mantener y mejorar la salud así como para prevenir muchas enfermedades. Curiosea todo lo que quieras en estos artículos y aliméntate sano!!

El hierro es un oligoelemento esencial para el organismo humano, aunque en bajas cantidades. De acuerdo con las RDAs (Recommended Dietary Allowances), se debe ingerir entre 10 y 30 mg de hierro al día dependiendo de la edad y estado de la persona.

Los oligoelementos o elementos traza son micronutrientes minerales esenciales que se necesitan ingerir en la dieta aunque en bajas cantidades, generalmente por debajo de 100 mg diarios. Son oligoelementos hierro, zinc, manganeso, cobre, molbdeno, yodo, cromo y selenio; a veces se incluyen el flúor y el litio.

La fibra es un componente esencial de la dieta y su consumo tiene efectos beneficiosos para la salud. Sin embargo, el consumo excesivo puede tener efectos adversos, sobre todo relacionados con la flatulencia, con el tránsito intestinal y con la absorción de ciertos minerales.

Los glucósidos flavonoides, o flavonoides glucosídicos, son sustancias formadas por un flavonoide y un glúcido. Están presentes en la mayoría de frutas y verduras y se asocian con diversos beneficios para la salud, principalmente acción antioxidante y mejora de la resistencia capilar.

Aunque es un componente de la dieta que no aporta calorías, la fibra alimentaria es muy importante para la salud en general y se recomienda ingerir entre 25 y 40 g diarios. Esta cantidad se alcanza fácilmente en dietas ricas en alimentos vegetales muy poco procesados, principalmente verduras, frutas frescas y cereales integrales.

El própolis, también llamado propóleo o propóleos, es un producto resinoso que fabrican las abejas melíferas con exudados vegetales mezclados con cera de abeja. Tiene propiedades antisépticas y antifúngicas y es muy utilizado con diversos fines medicinales.

La fibra es muy conocida por utilizarse contra el estreñimiento, pero resulta que también puede ayudar contra la diarrea. La clave está en consumir fibra soluble, un tipo de fibra que forma geles acuosos y que ayuda al crecimiento de la flora intestinal.

Entre las frutas que más fibra aportan tenemos al aguacate, la guayaba, la granada, las moras o las frambuesas, pero en general todas las frutas tienen alto contenido en fibra. Además, aportan vitaminas, antioxidantes, hidratos de carbono y otros nutrientes valiosos.

Los prooxidantes son sustancias que promueven la oxidación de estructuras biológicas y provocan daño a nivel celular relacionado con envejecimiento prematuro y procesos patológicos como el cáncer y la aterosclerosis. Los antioxidantes de la dieta ayudan a neutralizarlos y prevenir sus efectos.

La miel está compuesta básicamente por glucosa, fructosa y agua. Contiene pequeñas cantidades de otras sustancias, entre ellas algunas vitaminas como vitamina C y diversas vitaminas del grupo B.