Todo sobre la estructura, características y funcionamiento de las distintas partes del cuerpo humano.

Como parte del desarrollo motor, especialmente durante la infancia, se adquieren habilidades y destrezas que se pueden catalogar en dos grandes grupos, la gruesas, que requieren el movimiento de grandes músculos, y las finas, que requieren movimientos muy precisos y coordinados de músculos pequeños.

El vello androgénico, también conocido como pelo corporal, es el pelo que se desarrolla en diversas partes del cuerpo por efecto de las hormonas androgénicas, especialmente testosterona, y que es mucho más abundante en el cuerpo masculino.

El septum o tabique nasal es una estructura osteocartilaginosa que separa los dos orificios de la nariz y la dos fosas nasales. Favorece el flujo laminar del aire inhalado y esto a su vez favorece el calentamiento y humidificación del aire gracias a los pelos y mucosidad de la nariz.

La lúnula es una zona con forma de media luna y color blanquecino que aparece en la base de las uñas de las manos y pies. El tamaño de las lúnulas suele ir aumentando hasta la edad adulta y desaparecer en la vejez. Su morfología puede estar asociada con algunas afecciones médicas.

El simporte y el antiporte son los dos tipos de cotransporte que tienen lugar en las membranas biológicas. Ambos utilizan la energía de un gradiente electroquímico pero el simporte transporta dos sustancias en el mismo sentido y el antiporte en sentido opuesto.

El ácido estomacal, tan importante para la digestión, es producido por las células parietales, también llamadas células oxínticas, un tipo de célula epitelial altamente especializado. Además de ácido clorhídrico, también secreta el factor intrínseco, imprescindible para la absorción de vitamina B12.

Las células especializadas del sistema inmunitario son los leucocitos, formados a partir de células madre hematopoyéticas en la médula ósea. Existen dos grandes grupos de leucocitos, las células mieloides, como los monocitos y los granulocitos, y las células linfoides, entre ellas los linfocitos B, linfocitos T y las células Natural Killer.

Una proteína desaclopadora es un tipo de proteínas de la membrana interna mitocondrial que actúan como canales de protones. Al igual que la ATP-sintasa, estas proteínas utilizan la energía cedida por la cadena respiratoria mitocondrial, pero no para sintetizar ATP sino con otros fines. Se dice que desaclopan la cadena respiratoria y la producción de ATP, de ahí su nombre.

El tejido adiposo marrón, también conocido como grasa marrón, grasa parda o tejido adiposo multilocular, es un tipo de tejido adiposo especializado en quemar lípidos y, en lugar de producir ATP, producir calor. Es muy importante en animales endotermos, especialmente en neonatos y en animales que hibernan.