Todo sobre la estructura, características y funcionamiento de las distintas partes del cuerpo humano.

El retículo endoplasmático es un organelo de células eucariotas donde se lleva a cabo la síntesis de proteínas, lípidos, proteínas y numerosas hormonas, incluyendo hormonas esteroideas. También participa en la síntesis de glucosa y en la eliminación de muchas sustancias tóxicas.

El cráneo es una estructura ósea que forma la cabeza en la mayoría de vertebrados. En la especie humana, el cráneo protege a la parte más importante del sistema nervioso central, el encéfalo, y alberga órganos sensoriales como los ojos, los oídos, la naríz y la boca.

La barrera hematoencefálica está formada por las células endoteliales de los vasos sanguíneos que riegan el sistema nervioso central y las proyecciones de los astrocitos que rodean estos vasos. Esta barrera tiene una permeabilidad altamente selectiva y controla la entrada de sustancias al SNC.

Entre las funciones de la bilis, destacan las relacionadas con la digestión de lípidos, la absorción de vitaminas liposolubles, la excreción de bilirrubina (desecho de hemoglobina) y la regulación de la homeostasis del colesterol.

En el sistema nervioso se pueden encontrar tres tipos básicos de células: la neurona, la glia y la microglía. Las neuronas son células excitables encargadas de la transmisión nerviosa, mientras que las células gliales y microgliales ofrecen soporte mecánico, metabólico y funcional.