Publicidad

Añadir más memoria RAM (Random Access Memory) puede ayudar a aumentar la velocidad del ordenador pero no se puede garantizar pues entran en juego otros muchos factores. Instalar más memoria RAM tendrá un efecto positivo sólo en el caso de que la lentitud del ordenador se deba a una falta de recursos de memoria RAM. Si la lentitud se debe a otras razones, añadir más memoria puede ayudar pero habrá que atender a las demás problemas para obtener un rendimiento óptimo.

Comprobar el uso de memoria RAM en mi ordenador

La memoria RAM podría asemejarse a la memoria a corto plazo del cerebro humano. Si los programas que se ejecutan la colapsan, tendrán que ponerse a la cola para ir siendo procesados conforme vaya quedando memoria RAM libre. Además, si la memoria RAM está colapsada puede ser necesario ir escribiendo información temporal en el disco duro. Por estos motivos, la falta de memoria RAM puede enlentecer el funcionamiento de un ordenador. Para saber si la lentitud se debe a la falta de memoria RAM se debe comprobar el uso que de ella hace el sistema y los distintos procesos que se estén ejecutando.

Esta comprobación se puede realizar por diferentes vías en función del sistema operativo. Si tienes Windows, la forma más rápida de comprobar el uso que se está haciendo de la memoria es pulsar a la vez las teclas Ctrl + Alt + Supr (esta última tecla se llama Del en teclados no hispanos). Al pulsar estas teclas se ejecuta el Administrador de Tareas o, a partir de Windows Vista, un panel de opciones, entre ellas “Iniciar el Administrador de Tareas”. En el administrador de tareas podemos ver todos los procesos abiertos y la cantidad de memoria RAM que están utilizando. También hay una pestaña con el nombre “Rendimiento” en el que se puede ver la cantidad total de memoria usada. Si utilizamos un Mac esta información la encontraremos en “Monitor de Actividad -> Actividad del Sistema”.

Uso de memoria RAM
Uso de memoria RAM y CPU en Windows

Si no encuentras la forma de comprobar cuánta memoria RAM usa tu sistema a través del método anterior, descarga algún programa de monitoreo de recursos, hay muchos gratuitos, tan sólo busca en Google. Estos programas además pueden liberar memoria RAM que esté ocupada por programas inactivos. Si con el cierre de programas la velocidad del ordenador aumenta, instalar más memoria RAM probablemente mejorará el rendimiento general.

Si determinas que la falta de memoria RAM es la causante de la lentitud de tu ordenador puedes proceder a comprar módulos RAM e instalarlos. Estos módulos son bastante baratos pero debes asegurarte antes de que tu ordenador admite más memoria RAM. Esto ya es para usuarios expertos pues hay que abrir el ordenador y poner estos módulos en la placa base. Puede que te sea necesario llevarlo a un servicio informático profesional.

Publicidad

Otras causas de lentitud

Una causa frecuente de lentitud en los ordenadores es tener una tarjeta gráfica lenta, sobre todo si utilizas el ordenador para ejecutar juegos y aplicaciones de vídeo. Una buena tarjeta gráfica debe tener su propia memoria RAM y al menos un GBP (Graphics Processing Unit), de lo contrario utilizará los recursos de CPU (procesador) y de memoria RAM del sistema pudiendo enlentecer la velocidad del resto de procesos.

El mantenimiento general del sistema también afecta en gran medida al la velocidad del ordenador. Un disco duro saturado y fragmentado hará al ordenador más lento. Asegúrate de borrar los archivos que no utilices y que no te sirvan para nada y de utilizar la herramienta de defragmentación del disco duro regularmente. Si lo estimas oportuno puedes actualizar a un disco duro de mayor capacidad. El programa CCleaner es una excelente herramienta gratuita para limpiar espacio del disco duro y optimizar los recursos del ordenador.

Otras causas que pueden hacer que una tortuga corra más rápido que tu ordenador son virus, spyware, keyloggers u otro tipo de malware (software malicioso). Puedes protegerte frente a todos ellos con un buen antivirus y manteniendo el sistema operativo actualizado.

Muchas veces, el ordenador va bien de forma general y sólo es lento para ejecutar algunos programas. En este caso echa un vistazo a los requerimientos mínimos de dichos programas para ver si cumples con ellos.

Publicidad