Publicidad

La flatulencia, conocida vulgarmente como pedos, es la presencia de gas en el estómago e intestino y su expulsión a través del ano, frecuentemente acompañada de ruido y olor característico. Las causas se pueden dividir en dos grandes grupos:

  1. Cusas exógenas: ingesta de aire al tragar (aerofagia) y el consumo de alimentos y bebidas gasificadas, por ejemplo bebidas carbonatadas. Se puede ver aumentada por hábitos alimenticios, por ejemplo comer y beber muy rápido.
  2. Causas endógenas: producción de gases durante la digestión de nutrientes o por la fermentación de algunas sustancias realizada por las bacterias que viven en nuestro intestino, la conocida como flora intestinal.

Entre las causas endógenas destaca la fermentación bacteriana de algunos hidratos de carbono que el ser humano no puede digerir por carecer de las enzimas necesarias. También puede producir muchos gases la fermentación de algunos hidratos de carbono que por diversos motivos se digieran parcialmente y pasen a estar disponibles para la flora bacteriana. Entre los más habituales, tenemos:

  • Fructosa: hidrato de carbono naturalmente presente en muchas plantas, especialmente frutas. También es un aditivo muy utilizado en la industria alimentaria.
  • Lactosa: es el conocido como “azúcar de la leche”. Algunas personas nacen con déficit de lactasa, el enzima que digiere la lactosa, y al ingerirla sufren síntomas digestivos como diarrea, retortijones y altos niveles de flatulencia.
  • Rafinosa: está presente en algunos vegetales, especialmente en legumbres y otros como brócoli, coliflor o espárragos.
  • Sorbitol: se puede encontrar en muchas frutas, aunque en baja cantidad. Es un glúcido totalmente indigerible por el ser humano, motivo por el que se utiliza como edulcorante acalórico y en productos para diabéticos.

También produce gran cantidad de flatulencia algunos tipos de fibra, sobre todo fibra soluble, y algunos tipos de almidón presentes en maíz, patata y trigo.

Las proteínas y lípidos de la dieta no producen gas, o lo hacen muy poco, pero pueden enlentencer la digestión y dar más tiempo a la flora intestinal para la fermentación y la producción de gases.

Publicidad

Las colonias bacterianas están presentes en casi todo el tracto intestinal pero se localizan principalmente en el intestino grueso, motivo por el que los gases pueden tardar algunas horas en aparecer desde las comidas.

¿Por qué huelen los pedos?

A diferencia de lo que generalmente se cree, las flatulencias contienen principalmente compuestos de nitrógeno y presentan cantidades muy bajas de metano, a veces inapreciables y casi siempre por debajo del 10%. Las sustancias responsables del olor característico de los pedos representan menos del 1% y entre ellas destacan:

  1. Ácido butírico (C4H8O2)
  2. Compuestos volátiles de azufre: sulfuro de hidrógeno (H2S, olor a huevo podrido), Metanotiol (CH4S), sulfito de dimetilo ((CH3)2)S), disulfuro de carbono (CS2).

También puede contener altas cantidades de hidrógeno gaseoso (H2), un gas inflamable al igual que el metano (CH3), ambos responsables de que algunas flatulencias ardan al acercarse a una llama.

Referencias

  1. Gas in the Digestive Tract. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.

Publicidad