Sistema o aparato circulatorio

El aparato o sistema cardiovascular está compuesto por el corazón, que empuja la sangre, y un sistema de conductos llamados vasos sanguíneos que la transporta: los capilares, las arterias y las venas. Y eso es lo único que tienen en común venas y arterias, que transportan sangre.

Cada tipo de vaso sanguíneo tiene una estructura y función especializada. La principal diferencia entre venas y arterias es que las arterias transportan sangre oxigenada desde el corazón a los tejidos y las venas transportan sangre pobre en oxígeno y rica en dióxido de carbono desde los tejidos hacia el corazón. La única excepción son las arterias y venas de los pulmones que realizan lo contrario, la arterias pulmonares llevan sangre pobre en oxígeno desde el corazón hacia los pulmones y las venas pulmonares llevan sangre oxigenada desde los pulmones al corazón.

Estructura y función de las arterias

El tejido de las arterias está diseñado para facilitar un transporte de sangre rápido y efectivo a todos lo tejidos del organismo. Las arterias le llevan a las células el oxígeno tomado en los pulmones y que requieren para su funcionamiento. Las capas externas de las arterias se componen de tejido conectivo, las capas medias están compuestas de musculatura lisa y las capas más internas, en contacto con la sangre, están formadas de tejido endoletial.

El tejido muscular se contrae o se dilata para atender las necesidades de sangre de cada parte del cuerpo en cada momento. Se contrae en la zonas que necesitan menos sangre y se dilata en las zonas con más necesidades. Por ejemplo, cuándo hace frío se lleva más sangre hacia la piel para mantener calientes las partes más externas del cuerpo a las que le puede afectar más rápidamente el frío externo, hay una vasodilatación periférica generalizada y una vasocontricción interna para desviar el mayor flujo sanguíneo hacia el exterior.

Cuándo tomamos el pulso mediante palpación cutánea, por ejemplo en el dorso de la muñeca, lo que realmente se siente es la dilatación y contracción de este tejido provocada por cada latido del corazón, no el latido del corazón en sí mismo.

La estructura del tejido endotelial de las capas internas de las arterias dejan una superficie muy lisa que facilita el paso de la sangre y ofrece muy poca resistencia al flujo. Estas capas son las que se dañan en algunas de las principales causas de muerte del hombre: los accidentes cardiovasculares.

Estructura y función de las venas

La estructura de las venas es parecida a la estructura de las arterias pero la capa muscular es más débil, no mantiene un tono tan firme como en las arterias y no tienen la misma capacidad de contracción. Debido a este menor tono las venas son mucho más flexibles. Pueden dilatarse mucho cuándo están llenas de sangre y colapsar cuándo vacías. Otra diferencia estructural muy destacada es la existencia de válvulas en el interior que dificultan el retroceso de la sangre; sin la existencia de estás válvulas venosas el efecto de la gravedad haría que se acumulase facilmente la sangre en la parte inferior del cuerpo.

Las venas recogen la sangre después de su paso por los tejidos. Durante este paso las células toman el oxígeno (O2) que necesitan y dejan en la sangre dióxido de carbono (CO2) y lo llevan hacia el corazón y de aquí la sangre sale hacia los pulmones. En los pulmones el CO2 es expulsado al aire y la sangre toma oxígeno de nuevo. La circulación corazón-pulmones-corazón es conocida como sistema circulatorio menor y aquí el transporte en venas y arterias es al revés. Las arterias llevan sangre rica en CO2 y pobre en O2 desde el corazón a los pulmones (la que ha llegado al corazón a través de las venas); en los pulmones tiene lugar un intercambio de gases entre la sangre y el aire expulsándose CO2 y tomando O2. Esta sangre oxigenada vuelve al corazón a través de las venas pulmonares y desde el corazón se reparte al organismo a través de las arterias.

Una diferencia curiosa es que la localización de las arterias es muy similar en todas las personas. Sin embargo, la localización de las venas tiene una variabilidad mucho mayor. Las venas son los vasos sanguíneos utilizados cuándo alguién necesita la inyección de medicamentos directamente al torrente circulatorio o para la alimentación parenteral (administración de nutrientes y fluidos por vía endovenosa). En las extracciones sanguíneas también se utilizan las venas y no las arterias debido a su menor contracción, que hace más fácil la punción, y a su mejor visualización en las capas externas de la piel.

Galería

Escrito por

Curiósoty

El equipo editorial de Curiosoando.

  • Actualizado el 18 agosto, 2013
  • MARCELA

    muy buena diferencia .NADA ENGORROSO, SENCILLO,
    ME ENCANTO ,EN NINGÚN
    LUGAR LO VI MEJOR!!

    • http://www.curiosoando.com/ Juan Padial

      Genial!! ;)

  • ¿?

    A mi me parece completo.

  • lauriitha carp

    es para la escuela D: